miércoles, 2 de junio de 2010

En honor a las vacaciones que parece se está tomando la señora Justicia

Recuerden, recuerden, el cinco de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación...

V de Vendetta, 2005. Se trata de una exitosa adaptación de la novela que tiene como título original V for Vendetta, escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd. Dirigida por James McTeigue y protagonizada por Natalie Portman en la piel de Evey. Hugo Weaving se mete en el papel de V. Bajo una máscara de Guy Fawkes, V es un hombre que se dedica a liberar a los ciudadanos de la tiranía del estado totalitario en el que se ha convertido Inglaterra (la historia se desarrolla en un futuro). Su objetivo es liberar al pueblo inglés de la corrupción del gobierno, y para ello le ayuda Evey. Además, V intenta reunir a los ciudadanos el 5 de noviembre en el Parlamento, pues tal día del año 1605 Guy Fawkes fue descubierto saliendo de uno de los túneles de este edificio con 36 barriles de pólvora con el fin de acabar con la tiranía del gobierno de Jacobo I. Tal hecho fue conocido como "la conspiración de la pólvora".

V de Vendetta ha tenido una buena acogida por parte de la crítica. Para Pablo del Moral se desvía mucho de la novela gráfica, pero mantiene intacta la integridad de los personajes y la subversiva ideología anarquista de Moore. También hay que hablar del guión, brillante según la crítica de Pablo del Moral. Nosotras hemos hecho una selección de los mejores momentos:

El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo.

Bajo esta máscara hay algo más que carne y hueso, bajo esta máscara hay unos ideales señor Creedy, y los ideales son a prueba de bala.

Nos dicen que recordemos los ideales, no al hombre, porque un hombre se puede acabar. Pueden detenerle, pueden matarle, pueden olvidarle, pero 400 años más tarde los ideales pueden seguir cambiando el mundo.

Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando.

Justicia, igualdad y libertad son algo más que palabras, son metas.

Los símbolos tienen el valor que les da la gente, por sí solo un símbolo no significa nada.

Anarquía significa sin líderes, no sin orden.

Anoche intente poner fin a ese silencio. Anoche destruí el Old Bailey para recordar a este país lo que ha olvidado. Hace mas de 400 años, un gran ciudadano deseo que el 5 de noviembre quedara grabado en nuestra memoria. Su esperanza era hacer recordar al mundo, que justicia, igualdad y libertad son algo mas que palabras. Son metas alcanzables.



Así que si no abrís los ojos, si seguís ajenos a los crímenes de este gobierno entonces os sugiero que permitáis que el 5 de noviembre pase sin pena ni gloria. Pero si veis lo que yo veo, si sentís lo que yo siento y si perseguís lo que yo persigo, entonces os pido que os unáis a mí, dentro de un año, ante las puertas del Parlamento, y juntos, les haremos vivir un 5 de noviembre, que jamás, jamás, nadie olvidará.
 
"Hugo Weaving interpreta a este terrorista exactamente como lo que es... no un patriótico héroe en pos de la libertad del pueblo, sino un símbolo y una idea que busca inspirar y motivar".
 
 
Y para acabar Obertura 1812 de Tchaikovsky:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada